martes, 18 de abril de 2017

Vida en la granja Cap.5

¡Hola! ¿Qué tal?

Pues yo hoy, bastante mosqueada. ¿La razón? Pues resulta que ayer, vino el fontanero y vino en plan todo a prisa y solo nos colocó un mueble y retrete. Y hoy hemos llamado a otro, porque obviamente, si tenemos que hacer el otro baño, necesitamos el nuestro hecho. Pues cuando ha llegado el nuevo, casi nos da un patatús. Un hombre impresentable, en chancletas y fumando y gritando. Como ya sabréis, mi carácter no es muy bueno a veces y... Me ha tocado la moral. Así que lo he puesto en sus trece y le he dicho que en mi casa no se fumaba y que bajase el tono de voz. Al final, le hemos dicho que podía irse por donde ha venido. Y aun con como ha venido, nos miraba mal. ¡El colmo! Das trabajo, para que encima te vengan como pepito por su casa y de malas maneras. PUES NO. Incluso el jefe de nuestra obra lo ha dicho, que lo ha visto muy maleducado e impertinente, así que, mejor que se haya ido por donde ha venido. Hemos alucinado todos, porque no esperábamos semejante pieza. Vaya forma de presentarse en una casa. Solo le faltaba haber venido con la litrona de cerveza y ponerse a hablar por el móvil. 😡  No hay excusa para la gente así.



VIDA EN LA GRANJA


Capítulo 5


Javier miró a Marta echando chispas de los ojos. Estaba realmente enfadado.

- ¿Tenías que decirlo? -Bufó y miró a su madre. - Tengo derecho a divertirme, mamá. Solo fui a tomar unas cervezas.

- ¿Y no había otro sitio? ¿Y tú...? - Miró a Marta.- Deberías buscar otro trabajo. En ese sitio podría pasarte algo.

- No, no lo hay a las horas a las que fui. -Gruñó y se sentó a desayunar con cara de amargado. - Soy mayor de edad, mamá.

- No me va a pasar nada, sé defenderme sola... Y como he dicho, pagan muy bien y solo sirvo copas.

Después de eso, se hizo el silencio. Lara miraba a Marta con curiosidad y de vez en cuando hacía algún gruñidito remugando. Mientras, Javi fulminaba a Marta y ella lo ignoraba, más pendiente de su café. Un rato después, la tensión empezó a desvanecerse y Lara rompió el hielo.

- Mi hijo está prometido con una golfa, ¿sabes? - Dijo de sopetón.

- ¿Eh? - Marta se atragantó con el café y tosió.

- ¡MAMÁ!

- ¿Qué? ¿Acaso miento? Es la golfa del pueblo y a ti solo te gusta, porque es una chica fácil.

- No... Yo no suelo cotillear. - murmuró Marta un tanto preocupada por el rumbo que había tomado la conversación. - Supongo que la querrá mucho. -Dijo bajito.

- ¿Quererla? ¡Ja! Este niño no se quiere más que a si mismo.

- ¿PORQUÉ HAY TANTO ESCÁNDALO AQUÍ ABAJO? -Un hombre de pelo igual de cano que Lara y con un bastón, pero joven como Lara, salió al jardín. - ¿Es que en esta casa no se puede descansar? - Se quedó mirando a Marta.- La nieta de Billy...

- Hola... - Dijo con timidez al mirar al padre de Javi. - Señor.

- ¿Señor? De pequeña no eras tan tímida. De hecho, te encantaba pasearte desnuda por el jardín cuando tirabas a Javi en la piscina. - Se sentó al lado de su mujer y Marta se puso como un tomate.

- Lo siento. -Dijo al recordar las vergonzosas escenas de su infancia.

Comenzaron una charla amena. Aunque Javi, se levantó a la mitad y se marchó aun indignado por las revelaciones. Marta se quedó perpleja con su comportamiento. Sin embargo, pasó una deliciosa mañana con aquella pareja adorable que la hacía estar otra vez en familia. Tras despedirse, volvió a su casa con cierta pena. Su cochambrosa y triste casa. Poco a poco cogía color, pero habían cosas que sabía que no podría hacer sola. Pero ahí estaba ella, manos a la obra para dejar su casa lista. A mitad de la tarde, se tiró en el porche con un zumo a descansar. Estaba cubierta de polvo y llena de heridas. Realmente cansada.

Cerró los ojos para descansar un rato a la luz del sol, cuando una sombra se le puso delante.

- ¿Quién te crees que eres para soltarle eso a mi madre? - Dijo mirándola cual toro enfurecido.

- ¿Eh? ¡No lo he hecho con mala intención! - Se levantó tan rápido que se mareó y tropezó, cayendo de culo. - ¡Ouch... !

- ¡Eh! - Se acercó.- ¿Estás bien? -Dijo mostrando un poco de humanidad.

- Si... Creo que si... Me has asustado.

- Eso te pasa por bocazas. -Su cara volvió a ser la de un hombre enfadado por haber pisado su terreno.

- ¡Pues haberme avisado! ¡No soy adivina!

- ¡Oh,vamos! ¡Cállate! ¡Estás encantada de haberlo dicho! ¿Era una especie de venganza o qué?

- ¿Porqué iba a vengarme de ti si apenas te conozco? - Dijo mirándole.- Yo conocía a un niño antipático que me hacía la vida imposible. Como hombre, ni sé como eres, y la verdad, tampoco tengo intención de averiguarlo. Así que si me disculpas, tengo que trabajar. - Se levantó del suelo y se sacudió el trasero.

- ¿Qué? ¡Estamos discutiendo! - Dijo indignado.

- Tú estás discutiendo, yo no. Buenas tardes. -Entró en su casa y le cerró la puerta en las narices.

Y Javi se quedó ahí. Como un animal herido, mirando la puerta y dándose cuenta de que la pobre muchacha, tenía razón. En realidad, no se conocían. No podía haber hecho nada apropósito...



Continuará





16 comentarios:

  1. En tu cara, Javi.
    Como se le planto Marta.
    Sé que significa golfa, no tengo que preguntarte que significa. ¿Es negativo tener una novia golfa? ¿O es que la madre de javi le tiene antipatía? Me dejaste con intriga sobre lo que pasa en lugar que trabaja, sólo sirviendo tragos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Tienes toda la razón. El trabajo se respeta, es el sustento familiar, y asi como estan los tiempos, vamos parece que este ya no necesita tanto de él. Bien dicho el trece!

    Y para rematar se enoja porque le dijo la verdad. Me parece que Javi está celoso y no quiere aceptar que le atrae Marta. La chica solo se defiende.
    Bso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, pero hay gente que aprece que no quiere trabajar.

      Javi es un caso aparte jajajaja

      Un besotee

      Eliminar
  3. Que tristesa ver gente asi como tu la describes Mia, de verdad si es una lastima. Hahahahahha ahora si se le armo a Javi xD bien hecho Marta :D ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lástima y una mala publicidad para aquellos que si queiren trabajar, pero bueno...

      Eliminar
  4. Ahí,muy bien contestado por parte de Marta: dos no pelean si uno no quiere.
    Hay que ver los fontaneros, chiquilla! Me dejas alucinando, vaya telita.
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, ya te digo que hay gente que es para darle de leches...

      Un besooo

      Eliminar
  5. Buena respuesta la de Marta! Y su madre tampoco se calla una ehhh! La gofa del pueblo jajajajaj
    Un besote guapaaaa! Y muy mal el impresentable que te mandaron!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La madre es total! jajajajaj

      Un besote preciosa!

      Eliminar
  6. Ay la madre... lo que se ha liado...
    Pobre, animo con lo del baño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. SI, bueno, ya sabes que el primer baño al fin está acabado. :)

      Eliminar
  7. Me a divertido mucho este capítulo, la verdad la cosa cada vez se pone más interesante!
    Deseando callarme y seguir leyendo.

    Muaaak :)

    ResponderEliminar
  8. ¡Me ha encantado el final de este capítulo, con el portazo en las narices! Se lo tenía bien merecido, ja, ja, ja

    ResponderEliminar